¿Qué es y para qué sirve el depósito legal?

Ya está en proceso la publicación de tu libro, es algo por lo que has venido trabajando buscando que todo salga como lo has preparado, has contado con la valiosa colaboración de un grupo de personas realmente capacitadas y profesionales (editores, correctores ortotipográficos, maquetadores, etc.) que llevan adelante el trabajo duro. Durante ese proceso, alguien te habla del Depósito Legal, pero… ¿Qué es y para qué sirve el depósito legal?

Existen  una serie de pasos que debes conocer referente a la publicación de tu libro, entre ellos está el Depósito legal. Este es el paso fundamental y esencial para llegar finalmente a los lectores, cumpliendo con las normas establecidas por el Ministerio de Cultura, pero para que puedas entender de qué hablamos, primero debes conocer que es el Depósito legal y todo lo que implica.

El Depósito legal es la obligación, legalmente establecida, de facilitar a la Dirección de Patrimonio Cultural (dependiente, como comentamos antes, del Ministerio de Cultura) dos ejemplares de tu publicación (emitidas en cualquier soporte tangible, es decir: papel) sea para distribución pública, venta o alquiler. Dichos ejemplares se depositan permanentemente en la biblioteca central.

Se depositarán 2 ejemplares en el caso de los libros.

El objetivo primordial del Depósito legal es la recopilación del patrimonio intelectual y cultural de cada país, con la finalidad de ponerlo a disposición de las personas a través de las bibliotecas. Puesto que es el medio que garantiza la  conservación de la producción editorial y a su vez es catalogado como un bien democrático que acredita a los ciudadanos de hoy y a las generaciones futuras. Dicho de otro modo, está pensando para poder acceder al legado intelectual de un país.

¿Para qué sirve el Depósito Legal?

Dicho lo anteriores, se entiende que la labor del Depósito legal es conservar, recoger y difundir el patrimonio documental y bibliográfico.

Los principales objetivos del Depósito Legal son:

  • Llevar un control estadístico sobre la producción editorial
  • La preservación y recopilación de materiales bibliográficos de colección nacional de todo tipo
  • Realizar colecciones bibliográficas bien sean locales o regionales
  • La publicación y redacción de la bibliografía nacional.

¿Quiénes deben realizar el Depósito legal?

Deben solicitar el número de depósito legal todos los editores comprometidos con una obra publicada y en formato tangible, lo cual también incluye las publicaciones digitalizadas con soporte CD-ROM, DVD, entre otros.

Deben realizar depósito legal todas las obras de carácter bibliográfico, sonoro, audiovisual, visuales y digitales.

Deben tener muy claro que no es lo mismo derecho de autor que depósito legal, ya que muchas personas suelen confundir estos términos y por falta de claridad en los mismos, cometer un falta que puede dejar su libro sin oportunidades para salir al mercado.

El depósito legal es de carácter obligatorio para todas las obras producidas o editadas en un país, y en el caso del derecho del autor, es otro tipo de gestiones diferentes a las que corresponden en este caso.

Debe imprimirse el número del depósito legal en la página de créditos en las publicaciones, y así cumplir con la obligación correspondiente.

 

¿Por qué el diseño de portada es cada vez más importante?

22 marzo, 2017

Carta de presentación para enviar tu obra a una editorial

22 marzo, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.